thor

thor

lunes, 28 de octubre de 2013

Se mantiene la audiencia de "Arrow" y Stephen Amell da las gracias.




Tras la emisión del tercer episodio de la segunda temporada de Arrow ayer por la noche, la serie parece mantenerse estable en lo que a audiencia se refiere. El episodio contó con 2,812 millones de espectadores, algo comparable al estreno de la segunda temporada y el final de la primera.

En realidad ha bajado un poco con respecto al segundo episodio, pero que estén teniendo lugar en Estados Unidos las Series Mundiales igual tiene algo que ver. El actor Stephen Amell parece feliz con los números, tal y como podemos deducir por lo que ha publicado en Facebook: 

“Realmente me siento agradecido por toda la gente que está viendo Arrow. Se puede decir que es una audiencia muy fiel en el estándar (e increíblemente anticuado) Neilsen Ratings. Pero, cuando empiezas a ver los números ajustados para DVRs, Hulu Rankings, iTunes Rankings y números online… Eso sin mencionar todo el amor internacional… Guau.

Muchísimas gracias por ver nuestra serie. Continuará subiendo el listón. Lo prometo”.

 Segunda temporada de Arrow: De vigilante a héroe. Diggle (David Ramsey) y Felicity (Emily Bett Richards) viajan a Lian Yu para buscar a Oliver (Stephen Amell), que ha dejado Starling City después de El Enterramiento. Convencido para volver a casa, Oliver encuentra que las cosas están en peor situación de lo que pensaba. Isabel Rochev (estrella invitada Summer Glau) está preparando una opa hostil sobre Queen Consolidated, Thea (Willa Holland) rechaza visitar a Moira (Susanna Thompson) a prisión, Roy (Colton Haynes) están intentando rellenar el hueco dejado por la ausencia de Arrow, y Laurel (Katie Cassidey) está trabajando con el Fiscal del Distrito para acabar con el vigilante. Mientras tanto, los flashbacks de la isla muestran a Slade (Manu Bennett), Shado (estrella invitada Celina Jade) y Oliver en una situación desesperada. John Behring dirigió el episodio con historia de Greg Berlanti y guión de Andrew Kreisberg y Marc Guggenheim

No hay comentarios: